Conoce todo sobre el aseo de prótesis dental y tips de manejo

Si eres nuevo con tu prótesis dental y aún te estás acostumbrando, seguro desconoces algunas cosas sobre ellas, así que aquí tienes una guía práctica con instrucciones de manejo, cuidado y mantenimiento para prótesis dental. Con ella podrás conseguir un mejor funcionamiento y de la duración de calidad de estos nuevos compañeros. 

Para el aseo de prótesis dental

prótesis dental

Hay algunas cosas que tenemos que recordar en cuanto al aseo de prótesis dental, así que aquí enumeramos las más importantes:

  1. Tal cual como los dientes, debemos lavar nuestra prótesis y nuestra boca rigurosamente, después de comer.
  2. Si la prótesis es extraíble, debemos lavarla con un cepillo especial para ella, usando algo de pasta de dientes o, preferiblemente, jabón. Esto lo haremos para evitar que se formen acumulaciones de sarro y de tinciones. Lo importante es que las enjuagues muy bien con agua.
  3. Las partes metálicas deben ser limpiadas con mucha rigurosidad, y se recomienda el uso de bastones de algodón humedecidos con alcohol. La superficie de estas partes metálicas debe quedar brillante, pues si queda mate o deslustrada, quiere decir que están cargadas de placa bacteriana. Si no las limpiamos, pueden generar caries y desgastes ocasionados por los ácidos que se producen de dicha placa bacteriana. 
  4. Cuando durmamos, en caso de las prótesis extraíbles, debemos quitarlas, para que los tejidos de nuestra boca puedan descansar de la presión.
  5. Lo mejor para evitar que se golpeen las prótesis o se deformen mientras no están en nuestra boca, es tenerlas sumergidas en agua. Para mantenerlas más limpias podemos incluso aplicar pastillas desinfectantes especiales para prótesis dentales.
  6. El uso de la seda dental entre los dientes es importante ya sea que hablemos de los naturales o los protésicos. Además del uso de enjuagues bucales con colutorios fluorurados nos ayuda evitar la aparición de caries. 
  7. En lo posible, realiza masajes en tus encías, para poder descansarlas, prevenir su reabsorción y mejorar el riego sanguíneo. 

Para acostumbrarse 

prótesis dental

La primera parte es acostumbrarse a nuestra prótesis dental, y para ello debemos comprender algunas cosas, como por ejemplo que transmiten energía a la boca, pero no son elementos mecánicos. Las primeras semanas sentiremos algo de invasión en nuestra boca, salivación en mayor cantidad, disminución en el sentido del gusto (aunque es temporal). También podremos encontrarnos con algunas dificultades para hablar correctamente, las cuales podemos corregir desde el primer momento con lectura en voz alta, práctica de dicción y conversaciones frente al espejo. Debes tener mucho cuidado de no morderte, pues inconscientemente tendemos a meter nuestra lengua o mejillas en espacios donde antes no habían dientes. Así mismo, los tejidos serán más sensibles, por lo cual puedes presentar dolores y presiones que se irán quitando con el tiempo, cuando estas zonas empiecen a generar callosidad.

Para comer y hablar

prótesis dental

Recordemos siempre ser conscientes de no cerrar nuestra boca con fuerza o sin cuidado, pues podemos mordernos. Estas mordeduras suelen ser muy dolorosas porque al no ser conscientes de la prótesis, la fuerza es difícil de calcular. Si nos mordemos, debemos aplicarnos tratamientos para curar estas heridas. Si te lastimas muy gravemente, asiste a revisión o a urgencias de inmediato.

A la hora de comer, debemos mantener la boca cerrada y masticar despacio y con cuidado. Al inicio debemos adaptarnos alimentándonos con cosas blandas. Poco a poco podemos ir agregando comidas más consistentes, en relación con lo fortalecidos que se pongan los tejidos. Si hay mucho dolor al morder, o incluso ardores, asiste a revisión.

Colocación y desinserción

prótesis dental

Este puesto es especial para las prótesis dentales removibles, las cuales pueden llegar a ser complejas de colocar y quitar, pero que con algo de práctica se volverán costumbre. Poco a poco iremos mejorando en este proceso, y debemos ser pacientes mientras nos adaptamos a los movimientos que debemos realizar como empuje y tracción. Aquí tenemos un pequeño paso a paso para que sepamos cómo colocar mi prótesis dental adecuadamente:

  1. Lo primero es saber que para poder realizar una correcta colocación de las prótesis dentales, será obligatorio utilizar los dedos. 
  2. Entonces, procedemos a situar las zonas que tienen ganchos sobre los dientes que nos ayudan a mantener la prótesis en su lugar.
  3. Seguido del punto anterior, debemos realizar una presión con nuestros dedos esperando a que suene un click, que nos indica que la prótesis llegó al lugar correcto. 
  4. La presión es pequeña, pues no debemos forzarla nunca, ni mucho menos usar la mordida para intentar que se acomode en su lugar. Si hacemos esto, podríamos lastimar nuestra boca o dañar componentes de la prótesis.
  5. Para retirarla, debemos realizar presión hacia ambos lados, realizando una tracción mientras, con los dedos índices, trabamos los ganchos o bordes de la prótesis. Ten cuidado de no lastimarte las encías. 

Revisiones e incidencias

Hay algunas condiciones que son alerta de que estamos haciendo mal uso de nuestras prótesis dentales o de la colocación/extracción, o como mínimo de que debemos mejorar. A continuación tienes una lista de las más comunes, las cuales debes comentar con tu médico especialista.

  1. Las ulceraciones, el dolor y la inestabilidad de la prótesis no son normales, no deben ocurrir. En la primera aparición de estas debemos acudir con nuestro médico especialista para que nos haga una revisión.
  2. Nunca pensemos que los problemas relacionados a las prótesis dentales se pueden solucionar con nuestras propias manos. Hacen falta profesionales para poder atender cualquier caso relacionado a nuestros aparatos dentales. 
  3. Debemos recordar que cada seis meses (o menos si así lo indica el especialista) debemos asistir a una revisión del estado de los aparatos dentales, de los dientes, de las mucosas, etc. Con estas revisiones podemos llegar a detectar tempranos desgastes y sus causas, para extender la vida útil de nuestras prótesis dentales. Además podemos llegar a corregir cualquier desajuste provocado por un cambio en la estructura y forma de los maxilares o de los mismos dientes. Cosa que ocurre con el paso del tiempo.
Share:

Comments are closed.